Desde chico siempre me pregunte las clásicas preguntas que un paraguayo se hace: porque hay tanta pobreza? Porque somos tan corruptos? Porque somos un país de “tercer mundo”? Cuales la solución a nuestras frustraciones? Todas estas preguntas despertaron en mi una pasión por los estudios económicos y financieros hace un tiempo atrás. Por mucho tiempo me sentí frustrado y por no encontrar respuestas a estas preguntas existenciales. Sin embargo, la constante búsqueda de la verdad me llevaron a una línea de pensamiento: el libertarianismo.

El libertarianismo es una filosofía política y económica casi ausente en la historia de nuestro país. Hoy, existe el mito de que el gobierno no hace nada para mejorar el bienestar del país y que los gobernantes de turno tienen la culpa de que el país este como este. El mito de que necesitamos unos ángeles caídos del cielo para ponerlos como ministros, senadores y diputados para progresar existe en la mente de todos los paraguayos y es algo ridículo. Mirando desde un punto de vista libertario, el país no esta como esta porque nuestros gobernantes no hacen nada, si no todo lo contrario, el país esta como esta porque el gobierno hace demasiado. El estatismo y el socialismo estuvo y esta presente desde nuestros inicios como nación hasta hoy.

 

“El Gobierno no es la solución a los problemas, el gobierno es el problema.”

Ronald Reagan

 

La idea de que Jesús va a descender de los cielos para ser presidente del Paraguay y poner a los ángeles como ministros es una fantasía. Como libertario rechazo la idea de que la solución a nuestros problemas son mejores políticos, yo quiero que se aparten de la vida de los paraguayos y el estado no intervenga en desarrollo económico que solo los emprendedores pueden generar. El libertarianismo defiende la libertad individual, el derecho del individuo sobre si mismo. Esta filosofía política abraza la libertad civil, religiosa e intelectual, pero sobre todo la libertad económica. Es importante reconocer como decía uno de los mejores economistas de todos los tiempos, Milton Friedman: “la libertad económica es una condición necesario pero no suficiente para la libertad política.”

 

Considero necesario que el país debe tomar otro rumbo. Dejar al individuo disfrutar del fruto de su esfuerzo con menos impuestos, menos trabas burocráticas, menos servicios estatales porque esto es poner dinero en el bolsillo de gente que no produce nada y no genera fuentes de trabajo. Una mayor recaudación mediante impuestos solo nos llevaría a tener mas niñeras de oro. Porque? Porque el estado no puede ser eficiente en su función y rechazo la idea de que algún día la eficiencia estatal pueda ser alcanzada. Creo que la evidencia de la ineficiencia estatal sobra, y ya que el estado no puede ser eficiente prestando ciertos servicios, considero que es mejor devolver el poder económico al individuo reduciendo significativamente los impuestos. Es importante que el ciudadano paraguayo recupere su dinero y que decida como, donde, y cuando invertir en su bienestar porque “nadie gasta el dinero de otra persona tan bien como gasta el suyo. Nadie usa los recursos de otra persona con tanto cuidado como utiliza los suyos.” Decía Milton Friedman.

 

El libertarianismo me abrió los ojos para ver que el estado pone trabas a los emprendedores y estos no pueden invertir y reinvertir su capital, lo cual reduce la creación real de trabajos y frena la reducción de la pobreza. El estado paraguayo se esta interponiendo, y lo hizo durante casi toda nuestra historia, en el camino del emprendedor. Son estos a lo que debemos agradecer por el desarrollo económico de la humanidad, no a los gobiernos. Los gobiernos no trajeron progreso (no porque no quieran, si no porque no pueden) fueron los emprendedores que arriesgaron su capital, su tiempo y esfuerzo los que desarrollaron nuevas tecnologías para generar superávits y alcanzar economía a escala en todos los sectores de la vida humana. Fueron los emprendedores los que generaron la abundancia y riqueza que redujeron la pobreza desde la revolución industrial hasta nuestros días. Hoy el estado se hace cargo de tantas cosas, que no puede ni cumplir sus funciones básicas para lo cual originalmente fue creado y frena el avance de los emprendedores.

 

El emprendedor es la persona mas noble, el bienestar del ser humano es gracias a ellos. Como libertario reconozco el rol fundamental del emprendedor en la vida del ser humano y por ende reconozco que estado tiene que facilitar el camino a los mismos con libertad económica. La libertad económica es fundamental para el desarrollo de las naciones por que es la única manera de generar empleos y reducir de la pobreza. Digamos no al aumento de los impuestos, digamos si a la reducción de los impuestos porque solo así tendremos menos prendarios y niñeras de oro. La reducción de los impuestos es el único remedio para la corrupción y la pobreza.

Como economista considero que el libertarianismo es el mejor camino, pero también es fundamental reconocer que nada es perfecto y que los problemas siempre van a existir. Es importante saber de donde venimos para saber donde estamos y hacia donde vamos. Los pilares del progreso humano son principios libertarios que fueron poco y nada aplicados en nuestro país. Es momento de decir basta al socialismo y al estatismo que reducen la libertad económica del emprendedor y por ende el desarrollo económico de nuestra querida nación paraguaya. El libertarianismo es la piedra fundamental para construir una nación y la ausencia del pensamiento libertario es la razón por la cual estamos donde estamos.

Anuncios