“El estado dice que los trabajadores y pobres no pagan impuestos pero es mentira, si lo hacen. El estado dice que apoya a los emprendedores y los mas necesitados, pero no los hace cuando impone que los mismos dejen parte de sus ingresos en forma de impuestos sin tener retorno alguno. Nadie pero nadie tiene porque ceder parte de sus ingresos si no lo desea, el estado no esta en su derecho de obligarte a pagar algo por lo cual vos no estas conforme o simplemente no queres” 

Todo los paraguayos somos contribuyentes. Cuando te vas a renovar tu pasaporte a Identificaciones te preguntan si sos o no contribuyente. Encuentro una sola palabra para calificar esa pregunta: estúpida. Todos los paraguayos son contribuyentes, sin excepciones y negar tal hecho es desnudar analfabetismo económico en su máxima expresión. Como decía Alan Greenspan: “El problema numero uno en las generaciones de hoy y la economía, es la falta de literatura financiera.” Considero que Greenspan tiene razón, en Paraguay existe un analfabetismo económico gigantesco, lo cual genera varios mitos económicos que causan problemas a la larga. A continuación uno de ellos:

La SET saca un listado de las empresas que “mas tributan” en el Paraguay, lo cual no solo es engañoso si no inmoral. Es una mentira al ciudadano paraguayo. Pensar que las empresas pagan impuestos es pensar como un contador, no como un economista. Nominalmente el impuesto puede ser pagado por las empresas pero en términos reales son personas las que cargan con el costo. Pensar como un contador esta mal porque es pensar nominalmente y no en términos reales. Porque? Porque decía uno de los mejores economistas de la historia, Milton Friedman:

 

“Las empresas no pagan impuestos, la gente paga impuestos”

 

Las empresas no son entidades que tienen vida propia, son un conjunto de individuos (emprendedores o dueños y trabajadores) que cooperan entre si para satisfacer a otros individuos (consumidores). Los impuestos como el IVA o el impuesto a la renta personal afectan a estos tipos de individuos de maneras diferentes en situaciones diferentes, pero si hay algo en común es que los afecta a todos de forma negativa.

Otro mito económico es el de impuesto a la renta personal. Llamado vulgarmente el impuesto a la ganancia. Si uno se pone analizar esto no lleva mucho tiempo darse cuenta lo ridículo que suena esto. Todos los impuestos son a la ganancia sin importar el nombre que el estado le otorgue. Por la simple razón de que el gasto de uno es el ingreso de otro y el ingreso de uno es el gasto de otro, es lógico decir que todos los “tipos” de impuestos son impuestos a la ganancia, porque o si no a que mas serian? El impuesto obviamente es pagado con el ingreso de alguien.

“El derecho a la vida es la fuente de todos los derechos, y el derecho a la propiedad es solo su realización. Sin derechos de propiedad privada, ningún otro derecho es posible. Ya que el hombre tiene que sostener su vida por su propio esfuerzo, el hombre que no tiene derecho al producto de su esfuerzo no tiene medios de sostener su vida. El hombre que produce mientras otros disponen de su producto es un esclavo”                                        Ayn Rand

 

Cuando el estado paraguayo impone el IVA de 10% pueden pasar 3 cosas:

-La empresa absorbe la totalidad del impuesto

-El consumidor absorbe la totalidad del impuesto

-El impuesto es distribuido de acuerdo a la elasticidad del mercado

Para simplificar el ejemplo al lector, podemos dividir los productos en dos clases; los productos diferenciados y los no diferenciados.

– Los productos diferenciados son los productos donde el consumidor no es tan sensible al precio y el poder de precio lo tiene el productor. El consumidor tiene una fuerte preferencia hacia el producto sin importar su precio. La gaseosa puede ser un buen ejemplo, porque hay consumidores que solo prefieren consumir cierta marca de gaseosa en los asados de los domingos sin una fuerte reacción al aumento de precios. Cuando pasa esto, el productor (la empresa de gaseosa) tiene un poder de precio sobre el consumidor y puede transferir cierta o toda la cantidad del impuesto simplemente alzando sus precios. Es así, como el consumidor termina absorbiendo el IVA por citar un ejemplo.

-Por otra parte, el caso de los productos no diferenciados como las frutas y verduras es donde el consumidor tiene un enorme poder de precio y el impuesto termina siendo absorbido por el productor. El productor no puede traspasar el IVA subiendo sus precios porque los consumidores reaccionarían inmediatamente e irían a otros productores al no existir una preferencia (por la falta de diferenciación entre frutas y verduras) sobre los productos.

Obviamente estos ejemplos están siendo tremendamente simplificados, pero lo importante es que el mensaje llegue al lector. La esencia del mensaje no cambia. Independientemente de quien absorba el impuesto, finalmente es uno o varios individuos los que terminan pagando tal impuesto. No una empresa, es el dueño del negocio o emprendedor, el trabajador de la empresa o el consumidor el perjudicado. Salvo los políticos de turno que se llenan los bolsillos con la recaudación de impuestos, nadie se beneficia con la recaudación.

“Todo lo que una persona percibe sin haber trabajado, otra persona trabajo por ello, pero sin recibirlo. El gobierno no puede entregar nada a nadie, si antes no se la ha quitado a otra persona. Cuando el 50% de las personas llega a la conclusión de que no tiene que trabajar porque la otra mitad esta obligada a hacerse cargo de ellas, y cuando la otra mitad se convence de que no vale la pena trabajar porque alguien les quitara lo que han logrado con su esfuerzo, ese… es el fin de cualquier nación”                 Ayn Rand

  •  El emprendedor o dueño es perjudicado porque se le saca capital que puede ser reinvertido eficientemente en la economía. Lo cual ayuda a la creación de nuevas tecnologías y métodos para alcanzar mayores niveles de producción donde se crea valor y empleos para la sociedad. También, sus ganancias personales son reducidas por la caída de sus ganancias netas y por ende la perdida de su poder adquisitivo afecta su calidad de vida. El estado le saca arbitrariamente su dinero sin darle retorno alguno.
  • El trabajador o empleado de la empresa es perjudicado por los impuestos porque experimenta un estancamiento o desaceleración en el crecimiento de sus salarios. Si una empresa experimenta una desaceleración en su facturación, los ingresos de los empleados se desaceleran y son carcomidos por la inflación (Vale la aclaración que la inflación es tributación sin legislación, otra forma de impuesto). Por que experimentan los empleados una desaceleración en el crecimiento de sus salarios? Por que las ganancias acumuladas tienden a ser reinvertidas en la empresa, ahorradas, o pagadas al dueño/s de la empresa y por ultimo a los trabajadores. No es una verdad absoluta, pero si es razonable decir que es algo común y no tiene porque ser inmoral tampoco. Pero, no solo los actuales trabajadores son afectados por esto. Los futuros trabajadores también, aquellos que esta por ingresar a la fuerza laboral son afectados porque las empresas no crecen y no pueden generar empleos lo cual los deja fuera del mercado laboral. El empleado experimenta una caída en su poder adquisitivo lo cual también reduce su calidad de vida. El estado le saca arbitrariamente su dinero sin darle retorno alguno.
  • El consumidor es perjudicado porque se forzada a pagar un impuesto al comprar algo para satisfacer sus necesidades. Es decir, cada vez que alguien se va a comprar una gaseosa esta pagando IVA porque el impuesto es transferido al consumidor a través de precios mas altos. Hoy en día el consumidor paraguayo va cambiando su estilo de vida consumiendo productos mas sofisticados y diferenciados donde el impuesto es transferido al consumidor. El consumidor experimenta también una caída en su poder adquisitivo por ende en su bienestar. Una vez mas, el estado le saca arbitrariamente su dinero sin darle retorno alguno.

Los impuestos afectan de negativamente al emprendedor (o dueño), el trabajador o el consumidor sin importar que sea rico o de escasos recurso. Porque considero que afecta negativamente? Porque el estado en teoría obliga a sus ciudadanos a pagar impuestos para brindar servicios a “todos” o los “mas necesitados”, en teoría debería de existir ese retorno pero la realidad nos demuestra que no es así. Porque el estado no es capaz de ofrecerte un retorno de tus impuestos? Por la sencilla razón que la eficiencia estatal nunca va a poder ser alcanzada. El estado nunca va a poder ser eficiente en la administración de recursos independientemente del partido político que este en el poder.

Dicho esto, seguro te preguntaras: Pero el estado recauda para darnos servicios como la salud publica, educación, programas sociales que en teoría benefician a los contribuyentes. Claro, en teoría pero como ciudadano deberías preguntarte si estas de acuerdo con los servicios prestados por el estado. Probablemente la respuesta es: NO. Es acá donde yo argumento que los impuestos son armas de destrucción masiva, un acto antidemocrático e inmoral. Si no estas contento con los servicios del estado, porque te tienen que obligar a pagar por servicios que vos no queres o no estas conforme? Es inmoral y antidemocrático porque vos ya seas un emprendedor, trabajador o consumidor no tenes derecho a abstenerte del pago de impuestos si no estas conforme con los servicios recibido que te obligaron a pagar.

“Si como ciudadano común, yo le robo a usted dinero y con el hago algo beneficioso para otra persona – se lo doy a alguien que esta a mi lado – esto se llamaría robo y receptación de bienes robados. Pero si hago como oficial publico entonces esto se llama política fiscal.”

Hans-Herman Hoppe

Pero cuando argumentas que la tributación es inmoral y nada practico para el ciudadano no falta el que salta con el argumento mas común de todos: el que es moralmente correcto porque ayuda al “pobre” mediante los programas sociales como la salud y educación, y que solo los pudientes pagan impuestos para beneficiar al que “menos tiene.” No me gusta usar la palabra “pobre,” pero me veo forzado a usarlo para facilitar la comunicación y trasmitir el mensaje. Tal argumento es simplemente ridículo, primero porque la pobreza no es un fenómeno monetario, y segundo porque los pobres SI pagan impuestos. Todo el mundo lo hace. La gente que vive por debajo de la “línea de la pobreza” también paga impuestos y pagan mas impuestos proporcionalmente a sus escasos ingresos que la gente mas pudiente. Porque? Por las razones que explique anteriormente que cuando estas personas de escasos recursos van a comprar un producto diferenciado termina absorbiendo la mayor parte del impuesto y por lo general la gente “pobre” debido a sus escasos conocimientos y habilidades laborales produce productos no diferenciados donde no tienen poder de precio y terminan absorbiendo por segunda vez el impuesto! Lo cual me da dos razones para argumentar lo inmoral que es la tributación. Pero, existe una tercera razon: el pobre terminando absorbiendo gran parte de los impuestos proporcionalmente a sus ingresos y encima no tiene derecho de abstenerse a estos impuestos si no esta conforme con los pésimos servicios públicos del estado paraguayo. El pobre termina sin libertad económica, y por ende sin libertad política para manifestarse y es justo concluir que la tributación es lo peor que le paso al “pobre.”

“Si pones al gobierno a cargo del desierto de Sahara, en 5 años habría un déficit de arena”

Milton Friedman

El estado dice que los trabajadores y pobres no pagan impuestos pero es mentira, si lo hacen. El estado dice que apoya a los emprendedores y los mas necesitados, pero no los hace cuando impone que los mismo dejan parte de sus ingresos en forma de impuestos sin tener retorno alguno. Nadie pero nadie tiene porque ceder parte de sus ingresos si no lo desea, el estado no esta en su derecho de obligarte a pagar algo por lo cual vos no estas conforme o simplemente no queres. Todos estamos siendo perjudicados porque solo los prebendarios, operadores políticos y políticos ganan con la tributación y nosotros no tenemos el retorno de nuestros impuestos. El estado jamás va a ser eficiente en el uso del dinero, corrupción va a haber siempre. La idea que un súper administrador honesto va a candidatarse a presidente para ponerle a ángeles de ministros y lograr una administración eficiente del dinero publico es una fantasía que no pasa ni en las películas. Por eso debemos sacarle al estado la administración de nuestro dinero y dejar que el individuo paraguayo haga uso de su dinero como mejor le convenga. Que el individuo paraguayo sea “libre de elegir” como gastar su dinero.

“Nadie gasta el dinero de otra persona tan bien como gasta el suyo”

Milton Friedman

Reduzcamos los impuestos para devolver el dinero al individuo y ese dinero sea re-invertido eficientemente en la economía paraguaya y no ineficientemente como lo hace el estado. Nadie, pero nadie tiene derecho al ingreso del otro, ni si quiera el propio estado. Es inmoral que te obliguen a pagar impuestos porque tu dinero es fruto de tu esfuerzo, es tuyo y no le pertenece a nadie mas. La tributación es inmoral porque no permite progresar al emprendedor o dueños lo cual reduce las ganancias de los actuales trabajadores o impide la creación de nuevos trabajos ya que ese capital es confiscado y mal invertido por el estado en vez de que sea bien invertido por el sector privado. Es inmoral porque saca dinero de los consumidores que carecen de educación financiera y económica y desconocen como se le esta sacando su propio dinero. Es inmoral porque actúa como barrera en la creación de nuevos trabajos lo cual frena significativamente la reducción de la pobreza. Es inmoral porque no produce retorno alguno al ciudadano, los impuestos son grandes promotores de la pobreza. La tributación es una verdadera arma de destrucción masiva que esclavizo al hombre durante siglos con grandes efectos negativos y es por eso que es inmoral y deben ser reducidos significativamente en Paraguay.

“Estoy a favor de recortar los impuestos bajo cualquier circunstancia, y por cualquier excusa, por cualquier razón, en cualquier momento en que sea posible”

Milton Friedman

Para concluir dejo un estudio mío donde se ve una relación negativa entre la presión tributaria y la tasa de crecimiento del PIB per capita para evidenciar a vos mi querido lector, que mi posición no es un fanatismo ciego y que existe evidencia clara de que tributar más no es la solución a nuestros problemas, al contrario, tributar solo nos hace daño. En el siguiente cuadro podemos ver como la presión tributaria (Goverment ratio) tiene una relación negativa con la tasa de crecimiento del PIB (GDP) per capita en los últimos 20 años.

 

Screen Shot 2016-07-19 at 5.28.04 PMSi llegaste hasta aquí es porque te interesa, y seguramente te quedaste con la duda de cómo financiar la salud y educación, seguí atento a los próximos artículos sobre como financiar la salud y la educación publica…

Anuncios