El cliente siempre tiene la razón. Te fuiste otra vez a algún restaurante o negocio donde te trataron mal o donde no te satisficieron como consumidor? Te pusiste a pensar por que en algunos locales te tratan como rey o reina? Es porque esta en su propio interés satisfacerte como consumidor por que en un mercado competitivo no podrían sobrevivir sin la aprobación del consumidor, por que existe una relación directa en el pago donde el ingreso del productor depende de que tan bien satisfaga al consumidor, y porque la administración de este lugar es eficiente por que o sino el mercado lo aplastaría.

“No estoy contento con la educación que recibí en la UNA, por la deficiencia de aptitud educativa de los docentes hacia los estudiantes, déficit de conocimientos, falta de practica. Creo que el sistema educativo debe dar un cambio, implementar un sistema en donde los docentes tengan un Ph.D y que puedan tener la capacidad de transmitir de alguna buena manera al estudiantado sus conocimientos y que las clases sean mas dinámicas”

Miguel Samudio, Alumno de Veterinaria en la UNA

El cliente siempre tiene la razón, y esto es cierto en los mercados libres y competitivos. Donde hay libertad económica hay competencia, y la competencia trae calidad por que el cliente es el que manda en estos mercados. En los mercados libres el cliente tiene la razón por que el productor, debido a alta competencia, no tiene otra que satisfacer como sea posible al consumidor si no, no podrá sobrevivir en el mercado. Los productores puede competir en precio, calidad, y/o una combinación de ambos factores. Una alta calidad a un buen precio es el resultado de la competencia porque a los productores no les queda otra que satisfacer al cliente (consumidor) si no la competencia del mercado los aplastaría. Por otra parte, en los monopolios suele ocurrir lo contrario, la calidad es baja y el precio es alto. Por que ocurre esto en los monopolios? Por que el productor no tiene la necesidad de satisfacer al consumidor, sus ingresos dependen poco y nada de que tan bien hagan su trabajo. La gran diferencia entre los mercados libres y competitivos y los monopolios es que en los mercados libres el ingreso del productor depende de que tan bien haga o no su trabajo, si este falla en satisfacer al cliente, el cliente lo castigaría consumiendo de otro productor y es por eso que el cliente manda en los mercados competitivos. En los monopolios pasa todo lo contrario, los ingresos del productor no dependen de que tan bien o mal hagan su trabajo y el cliente no tiene la razón, y tampoco es el que manda. La cuestión fundamental aquí es que cuando el ingreso de uno no depende directamente de que tan bien uno haga su trabajo, lo mas probable es que la calidad del producto y el precio no sea el optimo ya que no existe el interés propia de hacer bien el trabajo.

Eh aquí una de las razón del fracaso de la educación publica paraguaya. La educación es un mercado como cualquier otro donde existen productores (Colegios y Universidades) y consumidores (estudiantes). Hoy subsidiamos al Ministerio de Educación y Cultura (MEC) que es el mayor productor de educación del país con una comportamiento muy monopólico y esto genera graves problemas lo cual reducen la calidad de la educación publica paraguaya. El primer problema es que no existe una relación directa de pago entre el consumidor (estudiantes) y el productor lo cual hace que los ingresos del productor no dependen de que tan bien o mal haga su trabajo, y segundo que destinar mas dinero al MEC es desperdiciar recursos por que el estado nunca va a ser eficiente en la administración del dinero por que no esta en el propio interés de los productores hacer un buen trabajo lo cual reduce el poder adquisitivo de la población a través de los impuestos.

“Yo estoy disconforme con mi educación. El plan de estudios es del 96. Hay profesores que nunca aparecen. Otros que tiene 80 años y no renuevan su cátedra ni dan espacio a que uno mas actualizado ocupe su lugar. Y a todo esto agrega la corrupción, que no tengo idea de si eso realmente se puede solucionar”

Rodrigo Orue, estudiante de Arquitectura de la UNA

Hoy el estado subsidia la educación publica a través del MEC (productor) lo cual genera conflictos por que da un poder casi monopólico en el mercado de la educación. Es decir donde los consumidores (estudiantes, padres, etc.) pagan por su producto (educación) a través de los impuestos al productor (MEC). El primer conflicto se da acá por que no existe una relación directa de pago de el consumidor (estudiantes) al productor (MEC) por el producto consumido (educación) lo cual saca el poder de decisión del consumidor, acá podemos decir que el cliente o consumidor no tiene la razón y al no existir una relación directa de pago entre el consumidor y productor, los ingresos del productor no dependen de que tan bien o mal hagan su trabajo por que sus ingresos si o si son financiados arbitrariamente a través de los impuestos. Es decir, que los profesores, administradores, y demás personal del MEC no les importa y jamás les va a importar que tan bien o mal hagan su trabajo ya que su salario va a ser el mismo a fin de mes. Si bien es cierto que hay profesores que enseñan por amor al arte y son apasionados, pedir que los profesores mejoren por amor al arte sin un incentivo monetario es una utopía.

“Si queres hacer un cambio dentro de la UNA. Debes invertir en la Facultad de Derecho. Ni el Congreso nacional es tan corrupto como mi gloriosa casa de estudios”

Anónimo, estudiante de derecho de la UNA

El segundo conflicto es el de la corrupción y administración publica. La eficiencia en la administración publica no existe. El estado fue y siempre va a ser corrupto sin importar el partido o gobernante de turno. Evidencias de corrupción en todos los rincones del MEC y demás instituciones paraguayas sobran. Sin importar quien administre este dinero que se utiliza para el subsidio de educación siempre se mal administra, los fondos del FONACIDE son un excelente ejemplo. El problema no es que los fondos sean administrados por la municipalidad o el MEC, por el rector o los estudiantes. El problema es que sin importar quien administre la corrupción siempre va a mandar por que un subsidio del estado a las instituciones educativas (productor de educación) es un sistema hecho a la medida para la corrupción. Estos fondos del FONCIDE fueron a parar a las municipalidades pensando que estas administrarían mejor el dinero que el MEC, claramente no fue así. Puedo sentarme a relatar los miles y millones de casos de corrupción pero probablemente no terminaría nunca. El estado paraguayo y como cualquier otro gobierno del mundo nunca va a poder ser eficiente en su administración por que los santos puros y honestos jamás caerán del cielo a administrar el dinero publico. Es por eso que es innecesario una mayor recaudación para subsidiar la educación, mas dinero a través de impuestos solo traerá mas casos de corrupción.

La Solución

Si bien existen varias posibles soluciones para que la calidad educativa emerja, siempre esta la variable política en la ecuación lo cual dificulta la implementación de muchas ideas. Lo que es económicamente posible pero no es políticamente posible, se transforma automáticamente en económicamente imposible. Por eso, uno de los mejores economistas de la historia, Milton Friedman, ofreció una solución que hoy la conocemos como los “vouchers educativos”. Uno puede subsidiar al productor o al consumidor, hoy en día el estado subsidia a al productor de educación (MEC) lo cual ocasiona los problemas ya mencionados. Los vouchers educativos generaran competencia entre las instituciones educativas, la competencia llevaría a las instituciones educativas a competir en precio y cuando todas estas compitan con precios bajos, no les quedara otra que ofrecer calidad educativa. La calidad es el resultado de la competencia.

Hoy sin subir ni bajar los impuestos, podríamos subsidiar al consumidor, es decir darles a los alumnos el dinero directamente. Como? Agarrar el mismo dinero destinado a educación y lo dividís por la cantidad de alumnos y le mandas un cheque, vale, o voucher y que los alumnos puedan ir a cualquier institución educativa y usar estos “vouchers” sin importar que esta sea publica o privada. Como lo quieras llamar o implementar, pero otorgar ese dinero a los padres y alumnos les ayudara a tener poder. Es decir, los padres y alumnos como consumidores de educación van a poder asistir a la institución educativa (publica o privada) que deseen y que ofrezca la calidad que ellos consideren buena. Es así como el cliente o el consumidor tendrá la razón y volverán a ser los jefes del mercado.

Si esto es implementado, los productores de educación (maestros y demás funcionarios del MEC) dependerán de que tan bien hagan su trabajo para percibir sus salarios por que o sino los estudiantes simplemente irán a otra institución y ellos se quedarían sin ingresos. La competencia entre instituciones publicas o privada va a emerger, donde van a intentar captar alumnos y no van a tener otra que ofrecer productos (educación) de buena calidad a un bajo costo. Esto hara que el ingresos de los profesionales de educación dependan de su trabajo. La corrupción también disminuirá significativamente por que si el rector contrata a sus amantes con jugosos salarios esto ira en contra de los intereses de los demás funcionarios y si el estudiante ve que su dinero esta siendo mal utilizado puede castigar a la institución retirándose. No importa si la institución sea publica o privada, lo importante es que el ingreso percibido dependa de que tan bien o mal el productor haga su trabajo y exista un presión del mercado que los obligue a competir y mejorar sus servicios. Los profesores se verán obligados a capacitarse y obtener sus Ph.D, la institución tendrá que volverse mas eficiente administrativamente o no podrán sobrevivir en el mercado, los profesores ya no serán profesores para hacer un “extra” y se volverían profesores de carrera si hacen bien su trabajo por que el mercado les pagaría por su buen desempeño. Si el trabajo es considerado malo por el consumidor (estudiante) este simplemente ira con su “voucher” a buscar otra institución educativa que provea sus necesidades y expectativas de calidad. Este sistema de “vouchers” premiara con ingresos mas altos a los docentes que realmente amen su profesión y busquen capacitarse y enseñar de la mejor manera posible, el incentivo monetario juega un rol fundamental por que nadie invierte en estudiar diez años y obtener un Ph.D para ganar cuatro millones de guaraníes. De nada servirá que se suban los salarios de los docentes si se sigue subsidiando al MEC por que ahí los ingresos no dependerán que tan bien o mal los profesores realicen su trabajo.

“Yo no estoy conforme con la educación que recibo. Se soluciona con un sistema de control por que no pasa por las personas, pasa por los sistemas. No se puede confiar en la buena voluntad de nadie, en la fe de nadie. No se puede poner la famosa comisión que supuestamente va a ser bien las cosas, no existe eso”

Giovanni Invernizzi, estudiante de Ingeniería y Derecho en la UNA

La solución es simple, el primer paso tiene que ser dejar de subsidiar al productor que es el MEC y las demás instituciones educativas y subsidiar directamente al consumidor, ósea al estudiante. Nadie dedica (invierte) casi diez años de vida en un Ph.D, lo cual hoy por hoy a es una inversión casi sin retorno alguno en Paraguay y es por eso que el sistema de “vouchers” es el apropiado. Por que haría que ser profesor de carrera con un Ph.D sea rentable por que los alumnos pagarían con sus “vouchers” por los profesores que ellos consideren los mejores. Existiría una relación directa de pagos entre los estudiantes y los profesores, donde los estudiantes castigarían o recompensarían a estos por su buen o mal trabajo. La corrupción disminuiría significativamente por que las instituciones se verían forzadas a administrar el dinero eficientemente o sino los estudiantes los castigarían sacándoles sus ingresos y la competencia del mercado los amenazaría con eliminarlos del mapa.

Mi opinión personal como economista es que podemos seguir con las marchas exigiendo lo mismo de siempre, mas dinero para educación y transparencia y que los alumnos estén en esta o en tal comisión para mayor control. Pero todo esto seria algo sin sentido, es una locura por que locura es hacer siempre lo mismo esperando resultados diferentes. Muy lindo y emotivo toda la marcha, pero poner mas estudiantes en tal o cual consejo no va a dejar la politiquería en una institución educativa. El problema no es quien sea el rector y los que administren una institución educativa, el problema es que sin importar quien administre va a ser siempre corrupta por que hoy el sistema se presta para eso. Es hora de tener un pensamiento libertario y dejar de permitirle a el estado que administre dinero por que esto solo lleva a mayor corrupción lo cual es un desperdicio, un costo que no podemos seguir cargando.

Dario Muñoz, Economista

Hace click y ve el video de Milton Friedman, School Vouchers

image_friedman

Anuncios